1.11.16

DIY: Posavasos con mapas


Posavasos! Si ! La verdad verdadera es que los muebles de cocina están en los eternos 20 días detenidos en el tiempo jajaja y hasta que no lleguen a destino en todo este tiempo no invertí para nadaaaa en vajilla nueva. Obviamente me moeroooooo por reventar las tarjeta y comprarme de todo lo que me gustaaaa pero bueno a veces las prioridades, el trabajo, los gastos post-construcción hace que sin querer uno tenga la vista (a la fuerza) en otras cosas.
Por eso decidí hacer estos posavasos, porque no tengo unos así lindos y a mi estilo. 
Prestar atención al paso a paso son muy fáciles y quedan divino !
Comprar un mapa.. el que más te guste, hay mileeeees y si son viejitos son lindos también. Con cinta scotch pegá los bordes para luego aplicar el contact y que no se mueva el mapa.
La mejor manera de aplicar contact es pegar todo el margen superior primero  y luego de apoco ir pegando y tirando del papel de fondo
Usé un cortador de círculos de Marta Stewart para que salga bien perfecto el círculo. Podes comprarlo por internet, o comprar en artísticas un accesorio parecido. Variantes de estos pueden ser cuadrados o con la forma que más te guste. 
Tenía unas bandejas de cartón y corte con la misma medida los círculos marrones. Podes usar cartón, cartulina o corcho. Esto le da firmeza y cuerpo al papel.
Puse una gotita de plasticola en el centro y distribuí con el dedo.
Tiene que quedar bien disperso y casi seco para que resulte el efecto mordiente y no haga grumos. La cola también ayuda a que se ponga durito.
Cosí con la máquina de coser los bordes.  Colocar la aguja bien al filo exterior para que sea más fácil manipular el círculo y que quede en el borde de afuera la costura.
Que les parece ?
Se animan ?
Entre el cartón, la plasticola y la costura parece de cuero! Jajaj
Si se animan porfa mandenlé a la foto con #diyconflorvazquez así veeeeo como les sirven estos tutoriales y me animo a  seguir haciendo más jaja,
Cariños, y buen viernes !!!!

Flor.





No hay comentarios.

Publicar un comentario

© LA EMBAJADAMaira Gall